¿Sabes diferenciar entre Camellos y Dromedarios?

Los camellos son uno de los mamíferos artiodáctilos que se incluye en la familia de los Camelidae, donde están incluidas también las tres especies de las familias que se originaron en el llamado Viejo Mundo, popularmente son denominados como dromedarios y camellos.

La esperanza de vida de los camellos puede llegar a una edad aproximada de cincuenta años, y es que los camellos ya adultos pueden llegar a medir una altura de casi dos metros, y algo más de dos metros en la zona de la joroba.

Un dato que muchas personas no saben es que los camellos pueden llegar a correr a una velocidad de cuarenta kilómetros por hora. Aparte, pueden llegar a obtener un sprint de sesenta kilómetros por hora.

Los machos en su cuello tienen un órgano especial llamado doula, que se define como una bolsa que puede inflarse en su boca cuando quieren mostrar que se encuentran en celo, esto con la finalidad de poder atraer a alguna hembra para poder aparearse.

Los pies de los camellos son planos y anchos, poseen una buena estabilidad y sus plantas tienen un diseño que les permite protegerse ante las temperaturas altas. Su pelaje cambia en primavera y poseen una piel muy dura y seca, la cual es muy similar a los callos.

Son animales que no llegan a sufrir de calor extremo ni pueden ahogarse. Los camellos tienen la característica de poder elevar su temperatura corporal sin empezar a sudar, lo que les permite evitar la pérdida de agua.

Diferencias entre camellos y dromedarios

Diferencias entre camellos y dromedarios

Es el único mamífero en el reino animal que posee esta característica. De hecho, al encontrarse incluido en un grupo y en los momentos de libre descanso, logran frotarse unos con otros y así evitan que el calor se intensifique.

Son animales pasivos, pero al verse amenazados, suelen escupir a su posible depredador. También pueden dar patadas e incluso llegar a morder en las situaciones de peligro.

Existen de igual forma los camellos que son salvajes, estos suelen agruparse en manadas de cuatro hasta seis ejemplares. Poseen una gran inteligencia, por ende, cuando se sienten amenazados logran captar los movimientos y así poder escapar rápidamente del lugar.

Como ya comentamos anteriormente, las dos categorías de camellos pertenecen a la familia de los camélidos, donde también están incluidas las llamas, guanacos, vicuñas y alpacas.

En el grupo existen tres tipos de especies: el camello salvaje, el dromedario y el camello bactriano, donde el camello salvaje es el único de este grupo que jamás ha sido domesticado.

El origen del camello dromedario data en la Península Arábica y lograron extenderse hasta todo el norte del continente africano. Las especies de camellos restantes tienen su origen en Asia central, en las zonas esteparias y desérticas entre China y Mongolia. De forma sorprendente, la mayor parte de los dromedarios salvajes se encuentran ubicados en Australia.

En su mayoría, los dromedarios salvajes están importados desde las Islas Canarias y eran de gran utilidad para la carga en el siglo XIX, pero con la llegada del automóvil, los camellos dromedarios fueron naturalizados para pasar a vivir en su estado salvaje, lo que hizo que su población aumentara considerablemente.

Otra de las principales diferencias que existen entre un camello y un dromedario es el pelaje que poseen.

Los dromedarios tienen el pelo uniforme y corto en todo su cuerpo, los cual está mucho más adaptado a las condiciones de calurosas temperaturas que están en el desierto arábigo.

El camello por su parte, tiene un pelaje mucho más largo que puede mudar en el transcurso de todo un año.

Pero cuando varían las estaciones del año y llega la primavera, estas especies comienzan a su pelaje más largo, pero después será sustituido por uno más corto para poder soportar las temperaturas extremas que suelen ocurrir en estas zonas, donde la temperatura puede alcanzar hasta 50ºC.

Así mismo, los dromedarios se caracterizan por ser una especie que tiene mucha más altura que los camellos, ya que pueden superar los dos metros de altura, pero los camellos son de menor tamaño pero sus extremidades son mucho más robustas. Aparte los dromedarios se caracterizan por tener menor peso y lograr ser más rápidos que los camellos.

A pesar de que estos dos animales son especies domesticadas, los dromedarios son más relevantes porque poseen una actitud mucho más agresiva que los camellos cuando los molestan.

Ahora, los camellos son muy diferentes, son más dóciles ante las reacciones humanas, pero no son aptos para poder transportar cosas.

Deja una respuesta