Embarazo psicológico en perros ¿Qué debes saber

Las personas que tienen perras como mascotas pueden llegar a pasar con ellas los llamados embarazos psicológicos o pseudogestación. Este es un trastorno que puede ser más común de lo que parece, y se da en mayor proporción en perros que en gatos.

Desde síntomas de comportamientos hasta síntomas físicos que llegan a incluir la cría de objetos inanimados que consigan en el hogar, o sean parte de sus juguetes, sorprendentemente pueden llegar a tener producción de leche.

Hay algunas que llegan a ser más propensas que otras, sin embargo, todas las perras pueden llegar a padecer un embarazo psicológico.

Si tienes en tu casa una perra que está pasando por un embarazo psicológico, en este artículo te daremos una gran cantidad de información para que tengas todo el conocimiento necesario para realizar un tratamiento, el cual debe ir siempre de la mano de un veterinario e identificar, la aparición de un embarazo psicológico en nuestra mascota.

Definición de embarazo psicológico en perras

Es importante destacar que los embarazos psicológicos no es considerada una enfermedad, es una condición la cual debe ser tratada a tiempo para evitar cualquier consecuencia y complicación, que esta situación pueda desencadenar.

La perra puede atravesar por una pseudogestación, después de su etapa de celo, se produce debido a un desorden hormonal bastante fuerte que sufren las hembras después del periodo de celo.

La cantidad de hormonas que debe soportar el animal, puede ocasionar que el cuerpo llegue a sentir que realmente se ha producido un embarazo.

En este proceso la perra puede llegar a creer que ha parido y adoptar objetos inanimados para criarlos, y los comportamientos que pueden llegar a tener son grandes cambios, como tristeza profunda, desasosiego.

De igual forma, pueden aparecer síntomas físicos que afecten la salud del animal, por lo tanto, es importante advertir los síntomas que presente para dirigirse al veterinario, y se le establezca un tratamiento efectivo.

Síntomas de embarazo psicológico en perras

Síntomas de embarazo psicológico en perras

Cuando una perra se encuentra atravesando un embarazo psicológico, los síntomas son muy similares a un embarazo real, esto puede ocasionar una confusión en los dueños, por lo tanto es importante prestar mucha atención a los comportamientos y síntomas que presenta.

A nivel físico, cuando una perra está pasando por un embarazo psicológico van a tener una mayor producción de la hormona de la prolactina, esto desencadena los síntomas como un aumento del flujo vaginal, podrás visualizar el vientre abultado, aumento en la producción de leche, mamas engrosadas, y lamido constante, tanto de las mamas como de la vagina.

Una pseudogestación hace que las perras tengan cambios en su comportamiento, para adaptarse al embarazo que ellas creen que tienen.

En este sentido, podemos ver que crean una especie de lugar para estar, como hacen los pájaros, su actitud es muy apática, no quieren salir de paseo como de costumbre, se esconde, roba peluches u objetos inanimados para “criarlos”, solloza, rasca las paredes y el suelo, y se les nota estrés y ansiedad.

Duración de una pseudogestación

Después del periodo de celo, cuando comienzan a aparecer los síntomas de la pseudogestación, se estima que pueden tener un tiempo de duración de 1 semana a 3 semanas.

Puede que algunos problemas de salud, que se generarán en el periodo del embarazo psicológicos, duren un tiempo mayor a las 3 semanas, por lo que la atención veterinaria es muy importante para una buena evaluación y atención.

Un factor a considerar es que la perra es sensible a los cambios hormonales, que se dan después de cada periodo de celo, siendo muy probable que experimente embarazos psicológicos en todos los periodos de celo.

Diagnóstico de los embarazos psicológicos en perras

La recomendación principal si sospechas que tu perra está pasando por un embarazo psicológico, es buscar la atención de un veterinario, debido a que este es el especialista capacitado para indicar el diagnóstico correcto que presenta tu mascota.

El profesional va a descartar que pueda ser un embarazo real, al ser descartado un embarazo real, se procede a poder indicar un tratamiento eficaz para la situación de la perra, y tratar todos los síntomas que llega a presentar.

Tratamientos para el embarazo psicológico en perras

En la mayoría de los casos, los embarazos psicológicos no generan grandes consecuencias y todos los síntomas desaparecen después de las tres semanas. Por lo tanto, si no hay consecuencias de conducta o problemas físicos, no es necesaria la aplicación de ningún tratamiento.

Para activar su mente y distraerla del pensamiento del embarazo, es posible realizar sesiones de entrenamiento y ejercicio físico. Puede tener una actitud negativa al principio, pero con estímulos positivos y voz para animarla va a tener buenos resultados.

Deja una respuesta